1ª Franquicia Nacional

Llámanos 91 311 85 13

Construcción sostenible

Construcción sostenible


 

Reformar una casa de forma sostenible se traduce en un buen aislamiento para evitar pérdidas de frio o calor a través de muros, ventanas, suelo,etc.

También significa renovar el aire para evitar condensaciones, humedad o perdida de calor por ventilación excesiva, gestionar de manera óptima la climatización y la producción de agua caliente eligiendo sistemas eficientes y energías renovables, gestionar eficientemente la luz, optimizar los consumos de agua y energía o seleccionar los materiales más respetuosos con el medio ambiente para la conservación de los bosques y protección de especies en extinción como pueden ser el aloe, el bintanger, la teka de Birmania pino chileno o de Guatemala.


 

Construcción sostenible


 

El código técnico y las Ordenanzas Municipales obligan a la implantación de sistemas energéticos respetuosos con el medio ambiente, disminuyendo el uso de materiales potencialmente peligrosos y mejorando a su vez el reciclaje y la reutilización.

Todo ello usando preferentemente los materiales que procedan de recursos renovables que también tengan bajas emisiones tóxicas.

Por ello, una casa sostenible implica que es eficiente con la energía, que ahorra en las facturas, que disminuyen las emisiones de CO2 a la atmósfera y mejora el confort y la calidad de vida de sus habitantes.

La selección de los productos energéticamente eficientes y respetuosos con el medio ambiente para una reforma sostenible también se basa en pinturas al agua, que no emiten sustancias nocivas ni metales pesados, la iluminación mediante lámparas led que ahorran electricidad hasta en un 90%.

Para ahorrar en el consumo de agua hasta en un 60% con cisternas cuyo mecanismo es de doble pulsador, utilizar grifos termostáticos que consiguen alcanzar la temperatura óptima de funcionamiento en menos tiempo.

Si a todo esto le añadimos en los grifos aireadores, que consiguen el mismo grueso de chorro para el flujo de suministro pero reduciendo su caudal, válvulas estabilizadoras de caudal en las duchas o grifos mono-mando con limitador de caudal, podemos conseguir hasta un 50% de ahorro.

Por último, en los riegos automáticos si instalamos programadores y sensores de humedad el ahorro puede ser del 25 %

Para conseguir un ahorro en calefacción y climatización los pasos a seguir son: el aislamiento mediante ventanas con bajo coeficiente de transmisión térmica y cristales con cámara de aire, calderas de condensación que ahorran hasta un 30% en gas y reducen la emisión de CO2 y NOX a la atmósfera, aislamiento de paramentos de fachas de viviendas por medio de la inyección de espumas de lana de roca en cámaras.

Esto es lo que llamamos construcción sostenible.