1ª Franquicia Nacional

Llámanos 91 311 85 13

electricidad e iluminación

electricidad e iluminación


 

Iluminación:

La iluminación variada con una buena reproducción cromática y con una temperatura de color cálida hará los ambientes mágicos, con aspectos diferentes al día o la noche, pero siempre buscando destacar texturas o resaltar muebles o complementos creando la atmosfera adecuada

Con una buena iluminación podemos cambiar totalmente el aspecto de un determinado ambiente. La iluminación es mucho más que poner puntos de luz, podemos con ella dar forma a los espacios, delimitar zonas o vincularlas entre si unificándolas, potenciar los colores, revalorizar espacios, y mejorar la apreciación de muebles o piezas decorativas resaltando su presencia.


 

electricidad e iluminación


 

Cada casa tiene su problemática y tiene que ser resuelta individualmente ya que no hablamos solamente de cambiar bombillas y fluorescentes, para ello utilizaremos variedad de iluminación o fuentes lumínicas, tenemos que tener luces bajas, de techo, de pared y de suelo con ello conseguiremos obtener iluminación general, que será la imprescindible pues es la que usamos en contadas ocasiones, iluminación ambiental, iluminación decorativa para potenciar emocionalmente ,la iluminación de exteriores para porches terrazas y jardines y la iluminación de zonas de trabajo, crearemos con la iluminación los espacios nocturnos diferentes a los diurnos.

También podemos controlar, con los nuevos mecanismos, desde la distancia la iluminación, las persianas, la televisión y otros dispositivos del salón o vivienda en general, por medio de sistemas de radiofrecuencia con soluciones sencillas y fáciles de instala, para mejorar la vida diaria y hacer un hogar más cómodo.


Diseño General de iluminación de una vivienda:

Debemos crear diversas alturas de iluminación para cada necesidad, rellenando sombras, marcar la silueta del espacio y atender las diversas actividades, crear también puntos de atracción visual.

electricidad e iluminación


Iluminación de techo o principal:

Buscamos la iluminación general, marcar la silueta del espacio, iluminando las paredes o detalles arquitectónicos y atender las actividades en zonas de trabajo como la cocina o vestuario, la norma es utilizar la iluminación general con empotrarles en el techo y focos de superficie.

La luz ha de ser suficiente pero tenue, también podemos utilizar tubos perimetrales escondidos en las bandejas de los falsos techos, y lámparas de suspensión en el techo como luz directa, como seria sobre la mesa de comedor, según el difusor que pongamos podemos proyectar la luz difusa.

Esta iluminación se usa al llegar a la vivienda, o para iluminar una estancia al entrar en ella, a partir de ahí usaremos lámparas de pie o de sobremesa y sobresuelo, según la actividad que estemos desarrollando. Un recurso decorativo para la iluminación de techo o principal es crear diferentes alturas con diseño escalonado

Iluminación a media altura:

Se realiza mediante apliques orientables para iluminar puntualmente objetos y para ello usaremos lámparas de pie, de sobremesa y lámparas de flexo.

Las lámparas de pie con brazo extensible y articulado son las más prácticas con su reflector orientable y lámpara halógena que da una luz agradable para la lectura, las lámparas de led emiten luz fría, lo que evita que se caliente la pantalla y se pueden regular en intensidad lumínica.

Las lámparas de sobremesa crean un ambiente sereno y confortable, pero si lo que queremos es iluminar una mesa de trabajo o estudio utilizaremos las lámparas Flexo son la mejor opción

Iluminación a nivel de suelo:

Nos proporciona iluminación de acompañamiento o señalización que a su vez puede ser también decorativa, para ello podemos utilizar pilotos empotrables en pared o suelo, mangueras de led para resaltar detalles arquitectónicos como escaleras, para retroiluminación iluminación de sobresuelo con difusores traslucidos de vidrio o policarbonato, papel, resina o madera

Iluminación imprescindible:

En la cocina debemos disponer de luz directa, instalada debajo de los muebles altos o baldas usando leds, alógenos o linestras incandescentes o fluorescentes, si no es posible utilizaremos lámparas en suspensión del techo, focos de pared o focos con pinza

En la mesa para comer, luz directa a no más de 70 cm de la tabla de la mesa, para leer o trabajar, luz puntual y concentrada, en el baño, integrar la luz en el espejo o iluminarlo lateralmente, también se puede utilizar los focos de techo orientados al espejo desde arriba, Si lee en la cama es imprescindible un foco orientable de pared o lámpara en la mesilla

Iluminación decorativa:

La utilizamos para potenciar emocionalmente los espacios, crear una iluminación de los espacios nocturnos diferente a los diurnos, para ello utilizaremos un foco de techo que con un haz de luz concentrado sobre una pared a la que le proporciona dramatismo ya que provoca sombras duras y acentúa la luz en un punto, para resaltar con un efecto decorativo un motivo que nos guste, como puede ser un centro floral, un dibujo, una fotografía o un motivo especial.

Este foco a la vez nos aporta una sutil iluminación de apoyo.

Un reflector en el suelo que se dirija a un punto a resaltar en el suelo como sería un grupo decorativo, o de ciertos detalles constructivos, nos amplía la perspectiva espacial.

También podemos dotar de color a la iluminación de algunos espacios, por medio de luminarias de vidrio de color, (podemos emplear las botellas de colores verdes o azules), dándonos una iluminación colorista

Iluminación de porches, terrazas o jardín:

Iluminar sin deslumbrar, un espacio al aire libre hay que iluminarlo sutilmente, con una temperatura de color cálida y tonalidad cromática parecida a la de las velas, (1850 grados kelvin) también hay que tener en cuenta la iluminación interior para conseguir una transición equilibrada, debemos también tratar que la luz no se expanda, pues la oscuridad del entorno se la traga, debemos emplear iluminación con difusores que ocultan la luz que la dirige hacia abajo o que retro iluminan ayudándonos a cuidar el medio ambiente evitando contaminación lumínica.


Nociones básicas a la hora de elegir el tipo de bombilla:

Los aspectos fundamentales a tener en cuenta son:

Elegir-bombillaPotencia lumínica: es la cantidad de luz que emite una bombilla se expresa en lúmenes (Lm), cuanto más lúmenes más intensidad.

El consumo: se mide en vatios (W).

La durabilidad: número de horas de emisión de luz las lámparas Led tiene una durabilidad entre 15.000 y 50.000 horas, las halógenas de 2.000 a 5.000 horas.

Rapidez de encendido: es cuánto tarda una bombilla en alcanzar su máxima rendimiento , un fluorescente entre 20 y 60 segundos, las alógenas y led alcanzan su máximo rendimiento nada más encenderlas.

Cantidad de ciclos: es la cantidad de veces que se puede encender y apagarse sin fundirse.

Ángulo de apertura: es el haz de luz que facilita la bombilla a menor ángulo mayor concentración del haz en un punto, con 40º de apertura sería suficiente para iluminar una vitrina o un cuadro, para la iluminación de una habitación utilizaríamos un ángulo de 120º.

La temperatura de color: se mide en grados Kelvin (K) se agrupan en cálida o amarilla de 2.700 a 3.500K, blanca neutra de 4.000K es la apropiada para cocinas y baños y fría o blanca para lugares que necesitan mucha luz, garajes trasteros, oficinas van de 5.000 a 6.500K.

Índice cromático: el índice de reproducción cromática (CRI) es la medida de la capacidad que la fuente luminosa tiene para reproducir fielmente los colores de los objetos, en comparación con la fuente de luz ideal o natural, se toma como unidad de referencia la luz solar con valor 100. Según sea este índice en las bombillas o lámparas led los colores se apreciaran mejor o peor


Lámparas led y Eficiciencia Energética:

electricidad e iluminación

LED. Un pequeño diodo luminoso que ha revolucionado el mundo de las lámparas más ligeras, nos ofrecen mejor luz, mayor duración y ahorro.

Ya hoy en día los diseñadores las utilizan en todos sus proyectos. Las nuevas tipologías de bombillas nos permiten la misma eficiencia de iluminación con menos consumo de vatios W cambiar las bombillas de una vivienda por tecnología LED le puede ahorrar hasta el 80% de la factura de luz

La cantidad de luz se mide en Lúmenes, para conseguir unos ochocientos lúmenes tendríamos que usar una bombilla incandescente de 60 W o una halógena de 46 W o una led de 9 W, la comparación es ilustrativa del ahorro que se puede conseguir en una vivienda, rebajando los vatios consumidos, lo que se hace más evidente en casos de garajes de comunidades, locales o grandes superficies.

Solicita más Información sobre electricidad e iluminación en galasis:91-311-85-13