1ª Franquicia Nacional

Llámanos 91 311 85 13

Energía solar térmica
energía solar térmica

Energía solar térmica

Energía solar térmica, la construcción sostenible del momento

El término construcción sostenible abarca no solo los edificios sino también su entorno y la manera en cómo se comportan para formar las ciudades.

Sin embargo, la construcción no es solo un asunto de edificios y ciudades. Este sector comprende una amplia serie de agentes que determinan la manera en que el fenómeno de la construcción respeta o no los principios y criterios del desarrollo sostenible.

Es decir, la construcción sostenible se entiende por construcción la vivienda, las infraestructuras y los equipamientos así como la forma en que estos elementos se interrelacionan.

Por lo tanto, una de las aspiraciones de la construcción sostenible es satisfacer las necesidades de vivienda, entornos de trabajo o infraestructuras e incorpora elementos de eficiencia económica, desempeño ambiental y responsabilidad social.

Uno de ellos, del cual se oye hablar con bastante frecuencia, es la energía solar térmica. Se ven instalados huertos solares o bien paneles solares en las cubiertas de los edificios ya que esta energía se considera una fuente limpia y eficiente, pero ¿en qué consiste la energía solar térmica?

Es una fuente inagotable de energía (la radiación solar), y con ella se puede calentar un fluido sin la utilización de ningún combustible y aprovecharla para diferentes usos.

Para hacerse una idea, el porcentaje de consumo energético de agua caliente sanitaria de una vivienda ronda en torno a un 20%.

Se trata de un sistema energético en el que se puede actuar para reducir costes, con el consiguiente ahorro y disminución de emisiones de CO2.

Las instalaciones solares térmicas permiten calentar fluidos por lo que se utilizan en aquellas aplicaciones en las que es necesario disponer de agua a temperatura superior a la ambiente como la calefacción, la climatización de piscinas o los diferentes procesos industriales.

Por ello, dentro de las instalaciones solares térmicas se distinguen tres tipos: baja temperatura (calientan fluidos hasta 80 ºC aprox.), media temperatura (hasta 250 ºC aprox.) y alta temperatura (permiten calentar fluidos y generar vapor a temperaturas de más de 1.000 ºC)

Si se toma como ejemplo una vivienda de consumo medio de agua caliente, con cuatro habitantes que tienen dos paneles térmicos de 3-4 metros cuadrados de superficie de captación se cubriría entre el 60% y el 70% de las necesidades energéticas anuales para su producción.

El resto del aporte se proporciona por una instalación auxiliar (calderas de biomasa, gas, gasóleo, etc.) Para cubrir toda la necesidad energética se necesitaría una instalación muy grande para abastecer el consumo cuando la radiación es menor, como sucede en el inverno, y sin embargo en verano la producción sería demasiado elevada y no se aprovecharía.

Del mismo modo una instalación solar térmica puede apoyar al sistema de calefacción, pero en los momentos en que existe un mayor aporte solar no es necesario la calefacción, y viceversa.

Por otro lado, la aplicación de esta energía a la calefacción necesita que este sistema sea de baja temperatura (suelo radiante, radiadores de baja temperatura, fan-coils).

El apoyo a la calefacción de una instalación solar dependerá básicamente de las necesidades energéticas de la vivienda (a su vez dependen de la orientación y el aislamiento) y del sistema de calefacción utilizado.

Generalmente, se considera que una superficie de paneles térmicos de un metro cuadrado por cada 10 metros cuadrados de superficie reduce entre un 20% y un 35% del consumo energético de calefacción.

La eficiencia energética es una aspiración social tanto en España como en Europa y el resto del mundo. Además, esta problemática se hace aún más necesaria en los países industrializados en que el consumo energético es mayor del que se vive en los países con un nivel de desarrollo industrial o económico menos avanzado.

energia solar termica

Energía solar térmica

1 Comment

  • Conchi García 20/07/15 at 3:29 pm

    Muy buen artículo,es raro que una empresa de reformas se preocupe de hablar de este tipo de cosas.Gracias por compartirlo

    Responder

Escribe un comentario